Inversión en Ciberseguridad: Estrategia de Estados Unidos

globe, space, galaxy-7090570.jpg

Comparta esta publicación

La ciberseguridad es fundamental en la vida de las sociedades modernas. La prosperidad y seguridad de una nación dependen de ella, y su adecuada defensa es por tanto una cuestión existencial para un Estado. Es por ello que Estados Unidos se ha dado a la tarea de buscar aliados estratégicos para abordar y combatir las enormes vulnerabilidades cibernéticas existentes en distintos sectores.

La continua rivalidad entre Estados Unidos y países como Rusia y China, ha exacerbado la urgencia de invertir en nuevas tecnologías para estar al margen de la protección no solo física de sus ciudadanos, sino, para la protección moral de datos de los habitantes que utilizan dispositivos electrónicos y están conectados a la red.

En el Diálogo Económico de Alto Nivel (DEAN) Estados Unidos y México definieron distintas prioridades para mantenerse como aliados contra China y Rusia. En la agenda se discutió una de las más importantes preocupaciones para la administración de Joe Biden; Reforzamiento de la ciberseguridad, resultado del enorme riesgo y vulnerabilidad latente que se ha encontrado en las cadenas de suministro globales. Asimismo, mantener un marco general sobre nuevas regulaciones de las Tecnologías de la información (TICs), debido a su alto desarrollo derivado de la pandemia global.

“México y Estados Unidos acordaron centrarse en mitigar las amenazas y mejorar los flujos de datos, para reconocer la importancia de fortalecer las protecciones de ciberseguridad en las cadenas de suministro globales”

Mencionó la administración de Joe Biden

El ciberataque a SolarWinds alertó al mundo sobre las vulnerabilidades de la cadena de suministro de software y las brechas en la supervisión y los procesos de seguridad de los productos, resultado de las precarias regulaciones y precauciones en esta materia, la ciberseguridad solía ser un lujo, ahora se ha convertido en una necesidad para todas las empresas tanto del sector privado, como público.

Es probable que las nuevas alianzas que busca Estados Unidos deriven de las opiniones en donde se menciona que si Rusia decide continuar su escalada frente a Ucrania y preceptúa voltear a Occidente, el ciberespacio será uno de los terrenos que aprovechará para ello.

Incluso países como Reino Unido han invertido recientemente grandes cifras en ciberseguridad para estar preparados a posibles ataques rusos. La enorme capacidad cibernética con la que cuenta Rusia, expone la gran importancia y peso que cuenta el ciberpoder en la competencia de las potencias en el siglo XXI.

 


Estamos viviendo el mayor desafío del status quo visto en varias décadas, en donde Rusia y China se presentan como aliados, y Estados Unidos en busca de alianzas similares para continuar su papel como hegemón.

Es claro que las amenazas a la seguridad nacional y los retos a enfrentar en el ciberespacio, están avanzando más rápido que la capacidad de acción de los gobiernos, la región de América Latina y el Caribe se encuentra rezagada en la construcción de cibercapacidades para enfrentar dicho contexto.

La alianza entre Estados Unidos y México planea reducir la brecha cibernética y preparar a México para enfrentar cualquier riesgo cibernético en el futuro.

Conscientes de estas “nuevas alianzas” que Estados Unidos está perpetuando en materia de seguridad, Rusia y China no parecen preocupados al respecto, son conscientes de su poder y capacidad técnica en el sector cibernético.

¿Serán suficiente las nuevas alianzas para enfrentar a Rusia y China en una posible guerra cibernética?

Contáctanos.

El personal de SymbioLAB cuenta con múltiples certificaciones internacionales en Seguridad de la Información. Esta capacitación constante y alineación a estándares internacionales nos permite entregar resultados óptimos de accuerdo a su necesidad. 

Más para explorar